Saltar al contenido

Cómo quitar la cal de los grifos

Mantener a raya la cal de los grifos no es algo complicado siempre y cuando conozcas cuáles son los remedios más eficientes.

Pero antes de continuar…

¿Qué es la cal?

Tanto el agua corriente como el agua embotellada contienen diferentes componentes minerales como son el calcio, magnesio y sodio.

La denominada dureza del agua viene determinada por la cantidad de dichos minerales que se presenta por cada litro de agua. A más dureza del agua más minerales y, por tanto, más calcio, que es el que provoca la cal que tanta guerra produce.

La cal se deposita sobre todos los lugares por donde pase o haya estado en contacto con el agua. Por poca que sea, el agua al evaporarse deja cal sobre la superficie donde se encontraba dicho agua. Evidentemente, cuanto más dura sea el agua del grifo más cantidad de cal se producirá por gota de agua evaporada, pero cal se produce siempre, incluso en las aguas más blandas. Es decir, con menos cantidad de calcio por litro.

Limpiar grifos

¿Cómo limpiar la cal?

La cal crea una fina capa blanca que se posa sobre nuestros grifos y sanitarios.

Sus primeros efectos son prácticamente imperceptibles, pero conforme pasan pocos días y se crean más capas de cal, sus efectos son muy evidentes, haciendo perder el característico brillo de los grifos y se vean feos y viejos.

Si te aseguras de secar con un paño seco después de cada uso el agua que pueda quedar sobre el grifo cada vez que lo utilices, será muy complicado que se cree cal sobre el grifo.

A pesar de esto, será importante con periodicidad realizar alguna de las siguientes opciones:

  • Un remedio eficaz para mantener alejada la cal del agua y mantener el brillo de los grifos es utilizar una bayeta suave enjabonada. Posteriormente, debes aclarar el jabón y asegurarte, utilizando un paño seco o una gamuza, secar la superficie del grifo.
  • Existen varios fabricantes que ofrecen productos anti-cal específicos para eliminar la cal incrustada sobre la superficie de los grifos. Una marca muy utilizada es el Viakal, que da respuesta a cómo limpiar el baño, ya que además de disolver la cal existente que se produce en los grifos y sanitarios aporta una película de polímero que repele el agua, dificultando de este modo la creación de cal.
  • Un anti cal casero para quitar la cal incrustada es cubrir el grifo con harina de cocinar y frotar con un trapo seco la harina sobre éste. Aclarar y seca y tendremos el grifo brillante de nuevo.
  • El anti-cal casero estrella para limpiar grifos cromados es el vinagre. La técnica de aplicar vinagre blanco para limpiar la cal de los grifos del baño es muy conocida y no debe extrañarte, porque sus resultados son magníficos. Para ello, simplemente empapa con vinagre un estropajo azul y frota durante unos minutos el grifo. Verás que el grifo comienza a recobrar su brillo original. Una vez limpiado no olvides de aclararlo perfectamente y secarlo con un paño seco.